domingo, junio 28, 2009

La ignorancia

En griego, «regreso» se dice nostos. Algos significa «sufrimiento». La nostalgia es, pues, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. La mayoría de los europeos puede emplear para esta noción fundamental una palabra de origen griego (nostalgia) y, además, otras palabras con raíces en la lengua nacional: en español decimos «añoranza»; en portugués, saudade. En cada lengua estas palabras poseen un matiz semántico distinto. Con frecuencia tan sólo significan la tristeza causada por la imposibilidad de regresar a la propia tierra. Morriña del terruño. Morriña del hogar. En inglés sería homesickness, o en alemán Heimweh, o en holandés heimwee. Pero es una reducción espacial de esa gran noción. El islandés, una de las lenguas europeas más antiguas, distingue claramente dos términos: söknudur: nostalgia en su sentido general; y heimfra: morriña del terruño. Los checos, al lado de la palabra «nostalgia» tomada del griego, tienen para la misma noción su propio sustantivo: stesk, y su propio verbo; una de las frases de amor checas más conmovedoras es styska se mi po tobe: «te añoro; ya no puedo soportar el dolor de tu ausencia». En español, «añoranza» proviene del verbo «añorar», que proviene a su vez del catalán enyorar, derivado del verbo latino ignorare (ignorar, no saber de algo). A la luz de esta etimología, la nostalgia se nos revela como el dolor de la ignorancia.

La ignorancia (Milan Kundera)

3 comentarios:

cereza dijo...

y yo hoy....
yo hoy necesitaba una mano en la tripa,
sabía que el dolor era por nervios,
y no tengo ni la menor idea de dónde viene la palabra,
pero sí sabía qué me curaría.

Por las manos en la tripa cuando ayudan a desanudar. Y por los dibujanes y las casualidades.

gemita dijo...

ja! hoy he aprendido que en holandés "más o menos" se dice "menos o más" en mitad de un examen.. apasionante eeeeh... (he aprobado!! jiji)

heimwee

iSRa dijo...

en ocasiones es mas facil llamar a un 906, esos no dan nostalgia... es cierto que no te tocan igual la tripa... pero te ahorras un dibujo. Hay que sopesar.

El dibujo me encanta mucho, el color no tanto.